Ponis

De ponis siempre hay dos o tres preparados para que cuando lleguen los mas pequeños y los pidan, con la emoción que lo hacen, no tengan que esperar. Es una manera de compartir la afición con la familia, quien realmente pasea a los niños con los ponis son los padres. Y si alguno les tiene miedo, acompañándolos un profesional de l’Hipic la primera vuelta podrán ver que los ponis son tan tranquilos que pueden seguir acompañándolos ellos mismos.

Quien tiene que disfrutar de la alegría del niño por montar en poni son los padres. Hay cuatro ponis y se está ampliando la cuadra de estos pequeños équidos ya que los más pequeños cuando van a L’Hipic rara vez no piden probarlo ya que a pie de tierra estos pequeños animales son de su misma medida y cuando juegan con ellos parecen muñecos de peluche, a la vez que les beneficia a nivel educativo y de psicomotricidad. Pregunten por las baby-class, clases de una hora de duración especialmente pensadas para los niños de 3 a 7 años.





Colaboradores Catalunya a cavall | Peçallarga | Trek and Ride | AEETW